Los 10 mandamientos del partyrocker (Hombre)

1. La noche no será una carrera, será un maratón.

No hay nada peor que estar cargando a tu amigo a las 10 de la noche por que pensó que echarse 12 shots de tequila era buena idea. ¡No seas ese amigo!

2. Si no lo recuerdas, no pasó. La cruda moral no existe, es un invento.

Lo que pasa en la fiesta se queda en la fiesta.

3. El que la vio primero gana.

Respeto puro. Aunque sepas que tu amigo no tiene oportunidad, la ley del “shot” se respeta.

4. Sabrás bailar cualquier ritmo.

¡Sépanlo! A las mujeres les gusta bailar… TODO. Si suena la alarma del coche y ella quiere bailar a ese ritmo, lo haces. No hay más. Para ellas es importante, lo relacionan con cosas que ustedes jamás pensarían. Conviértete en un sensei del huaracheo y verás que tus noches nunca más serán iguales.


5. Bros before hoes.

Así de sencillo. Los amigos son para toda la vida.

6. La fiesta empezará cuando llegues y terminará cuando te vayas. No antes no después.

¡No te apures! La fiesta es como el sexo. Es importante saber calentar el ambiente, puede parecer aburrido pero es fundamental para una noche espectacular. El clímax es lo más gozador pero hay que saber prolongarlo. El after es muy sabroso, no mueras antes de tiempo.

7. No tirarás el alcohol.

En la fiesta, el alcohol es un líquido sagrado, no hay nada peor que un malacopa que tira (o te tira) el alcohol.


8. No conocerás la pena.

La noche es para sacar todo eso que durante el día, sería extraño. Sé tu mismo, invita a bailar a la chica más guapa, has todo eso que no te atreverías a hacer durante el día. Te sorprenderías de toda la diversión que te has estado perdiendo.

9. LA FIESTA NO TERMINARÁ A LAS 2, TERMINARÁ EN EL AFTER DEL AFTER DEL AFTER DEL AFTER…

¡No seas aguafiesta! Esas noches épicas son las que terminan con el amanecer y no vomitando en el coche de tu mamá.

 

10. Tachas, tachas y perico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.