Be tronic en Cumbre Tajín

La noche cae en Cumbre Tajín, una peculiar combinación de norteña con electrónica empieza a sonar en el Nicho de la Música. Una noche llena de baile donde el encargado de empezar la fiesta fue Nortec Collective Presents: Bostich + Fussible.

Esta vez se presentaron con su nuevo show donde el rediseño de su Tijuana Sound Machine (TSM), la incorporación de MPCs, sus nuevos visuales y el juego de luces hizo que el domo del parque Takilhsukut retumbara cuando empezaron a tocar  Shake it up, seguido de temas  como Tijuana Sound Machine, Norteña del sur. Todas ellas eran nuevas versiones que nos hicieron saltar más de una vez.

Nortec_be
La noche seguía y Nortec Collective se despedía con Polaris , en la versión de los juegos panamericanos. La pista ya estaba caliente cuando Nortec salió del escenario con gritos y aplausos de ovación. Apenas se apagaron las luces y en todo el Nicho se alcanza a escuchar  “¡Calvin! ¡Calvin!”. El público no podía esperar más por él.

 

Después de unos minutos el escenario se encendió. La gente empezó a gritar y las personas hacían lo posible para acercarse al escenario, pero aún eran las pruebas de audio y visuales. A escasos minutos de que Calvin Harris iniciara, el público ya estaba abarrotado en el Nicho de la Música, listos para brincar sin parar.
Las luces se apagaron y Calvin Harris ya estaba prendiendo al público desde el principio. Comenzó un bootleg de Awooga con We Are  Your Friends (Justice); dio la pauta a un energético set. El calor en el Nicho subía y se hacia insoportable, por suerte la noche refrescó con ligeras lloviznas que no alejaron a los espectadores. La fiesta estaba en todo su esplendor.

La fiesta con Calvin Harris reventó cuando toco sus éxitos como Sweet Nothing y We Found Love donde todo el mundo coreaba a todo pulmón estos grandes éxitos.  Calvin logró mantener la energía del público durante todo su set donde nunca hubo un minuto donde la gente no estuviera brincando y bailando.

Cumbre Tajín estaba a reventar, los beats electrónicos habían invadido en su totalidad a este evento y ahora era el turno de Norman Quentin Cook, mejor conocido como Fatboy Slim. Las luces se apagaron y empezó a sonar Right here, Right Now la pantalla se encendió, Norman estaba subiendo al escenario y cuando llego a las tornamesas todas las luces se encendieron y empezó a tocar su ya conocido bootleg/mash de Clubs (His Majesty Andre)
Crazy in Love(Beyoncé) y Put Your Hands Up (Acapella).

fat_be

A los 15 minutos de iniciado el set de Fatboy Slim, el audio se detuvo súbitamente y las luces se apagaron. La producción tuvo fallas técnicas y a pesar de que la música paró, el público reaccionó como debe: mostraron el apoyo y la calidez de los mexicanos (en vez de abuchear) para corear ¡Fatboy! ¡Fatboy!

Las luces se volvieron a encender y se escucha un “¡con los terroristas!”. El público se emocionó y comenzaron a bailar y brincar. Esto fue una constante a lo largo del set donde tocó de todo un poco y uno que otro edit un poco más latino con canciones como Canción del mariachi (Los lobos/Antonio Banderas). Mantuvo el ritmo por casi 3 horas cerrando con broche de oro el cuarto día de Cumbre Tajín.

Nota por: Moisés Coyoc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *