Odiamos a los wannabes ¿Pero por qué?

Nota por @minervaoatenea 

Mis amigos los nerds pura sangre, han estado despotricando igualito que cuando yo me pongo a hablar de música electrónica y el mainstream.  De alguna forma ambos mercados de ser de nicho han pasado a ser masivos, y no necesariamente para mejorar.

La gente que quiero, es decir los más o menos “normales”, no’mas no entiende porque miento madres cada que veo a un lego (no, no son bloques lego googlen el término para que entiendan a qué me refiero) diciendo cosas como:

“Guey es que la Swedish House Mafia es lo más cabrón que le ha pasado a la música electrónica” 

“Voy a Rhodesia no’mas porque es cool, me vale madre quién toque” 

“Voy a ir al EDC porque es el mejor festival de música en el mundo guey”. 

Esos comentarios que me retuercen el hígado, podrían ser en nerd fan de Star Wars el equivalente a:

“Disney tiene razón al pedirle a la que salía de Princesa Leia que baje de peso, esta gorda guey”

“Está bien cabrón el ARD2 redondo” 

“Darth Vader debería desheredar a…¿Cómo se llama al guey que le corta la mano?”.

De alguna manera, yo he crecido entre ambos mundos. Desarrolladores, ingenieros en telecomunicaciones o ya de menos especialistas en Tecnologías de la Información que de verdad sufrían casi tanto como mis amigos djs por conseguir equipo, discos y foros dónde exponer su talento o ya de menos exponer su vicio.

Ahora que es cool tener algo en internet he visto a mis dos tribus sufrir de la misma manera por la masificación de sus habitats naturales.

Pero  ¿Por qué las tribus originales odiamos al wannabe?

  1. Para saber lo que sabemos, invertimos, tiempo, dinero y hasta sangre. Conozco a muchos que para tener la colección que tienen de Star Wars, Batman, Iron Man, El fantasma o yo qué sé,igual que yo dedicaron gran parte de su adolescencia, y edad adulta en hacerse de conocimiento  y de cada trofeo que lucen  en facebook y en sus casas/oficinas. Ver a un idiota comprando merchandising y tratándolo como si solo fuera un pedazo de plástico en lugar de una representación de la cultura a la que decidiste pertenecer duele, y mucho.
  2. Pagamos derecho de piso. La discriminación en México existe y fuerte que nos hagamos gueyes es otra cosa. Los nerds, eran el patito feo hasta hace menos de 10 años igual que nosotros, los electrónicos. ¿Cuántos no nos hicieron la vida miserable en las escuelas por ser diferentes? Había que defender tu identidad de la bola de tarados con los que compartias salón de clases, a veces a golpes.
  3. ¡Por qué dicen un chingo de mamadas!  Como no son fans, ni tienen algo en el cerebro para respaldar sus argumentos, dicen un chingo de incoherencias que a cualquiera que se tomó la molestia de invertir en su respectivo vicio y no solo eso que cree en el como estilo de vida, le parece una blasfemia imperdonable, digna de meterles unos zoplamocos bien dados.
  4. Pueden Googlear, pueden aprender, pueden preguntar para entender ¡Pero no lo hacen! Nel, ¿Pa’ que? es más divertido tomarse una selfie porque tooooooooodo mundo está ahí y subirla a instagram, facebook o Snapchat. Está de moda, es cool,y es divertido por ahora.

En esta honorable redacción, respetamos a la gente que si le chingó  durante mucho tiempo para convertir lo que más le gusta en un estilo de vida, y como los entendemos de corazón, no nos vamos a subir al tren del mame de lo nerd no’mas por moda, lo hacemos por convicción.  Por eso no vamos a hablar de Star Wars, hasta enero.

A mi si me gusta, he visto 4 episodios pero no tengo ni puta idea de los universos alternos, ni de la series o lo que ha pasado más allá de la pantalla grande, aunque trato de reponer el tiempo perdido para no ser wanna be , y de alguna forma en las oficinas en las que he trabajado se le rinde un tributo a Star Wars casi tan grande como a la música misma.

Los entendemos, porque de este lado, en la música electrónica, nos está pasando lo mismo que a ustedes, la masificación llegó para trastocar nuestro entorno. Aunque si, es a toda madre tener finalmente al alcance productos que nunca creímos que íbamos a poseer, o disfrutar, el precio a pagar ha sido alto, y lo hemos pagado durante mucho tiempo.

Y ya para cerrar el tema, los dejamos con un bootleg de Jozh Mejía a propósito del tema, para que lo destrocen.

2 Comments

on “Odiamos a los wannabes ¿Pero por qué?
2 Comments on “Odiamos a los wannabes ¿Pero por qué?
  1. Culeros, yo me acuerdo cuánta pinche burla me hacían en la secundaria por qué siempre andaba o con mi Game Boy/NDS o mi Discman, ah, y no olvidaré jamás el apodo “don celular” por mostrar mi entusiasmo por tecnología de consumo, bola de culeros wannabes que se los coja un oso con ebola para que se les quite

  2. Estimada, no creo que este tipo de “notas” o críticas construyan positivamente, ya que no aportan nada y si exacerban e incitan al odio en lugar de tender puentes de entendimiento entre quienes tienen un mayor acervo cultural y quienes no en el amplio y a la vez minúsculo “universo” de la música electrónica. Utilizar jerga, etiquetas para demostrar de alguna manera quien posee una verdad, solo de muestra lo contrario. La falta de tolerancia que persiste en nuestro mundo tiene en un vilo a la humanidad.

    Por otro lado, creo que no es necesario peyorizar el trabajo de otros a través de sesgos como “apropósito” o “destrocen”, total si no te ha gustado no veo necesario hacerlo, porqué prejuzgas el criterio de tus lectores.

    Dejo el discurso de Anton Ego (Ratotouille) que describe de manera elocuente lo que trato de decir de manera burda.

    “La vida de un crítico es sencilla en muchos aspectos, arriesgamos poco y tenemos poder sobre aquellos que ofrecen su trabajo y su servicio a nuestro juicio. Prosperamos con las críticas negativas, divertidas de escribir y de leer, pero la triste verdad que debemos afrontar es que en el gran orden de las cosas, cualquier basura tiene más significado que lo que deja ver nuestra crítica. Pero en ocasiones el crítico si se arriesga cada vez que descubre y defiende algo nuevo, el mundo suele ser cruel con el nuevo talento; las nuevas creaciones, lo nuevo, necesita amigos.”

    Estoy de acuerdo contigo en el contexto de que mucha gente no aprecia ni vive la música, como quizás tu, yo y otros tantos lo hacemos, pero si lo ves desde otro punto, son los efectos colaterales de la difusión que pedíamos a gritos hace años se le diera… e incluso Uds. Betronicmusic son parte de ese efecto colateral de dicha difusión pero de manera positiva. Creo que como en todo en esta vida, la naturaleza hará lo suyo y seleccionará solo aquellos verderos amantes de la música electrónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *