¿Tachas y perico o YOLO?

Por: Trino DJ

Ahora que la agenda pública marca como tema las muertes en el festival Electric Zoo de Nueva York, me hace pensar que mucha gente o vive en una burbuja o no son del todo conscientes de qué pasa en la industria del entretenimiento.

Los festivales de música electrónica siempre han tenido drogas, y sí, voy a ser lo más claro posible con esto, de nada me sirve escudarlos y limpiar la imagen de lugares que no se han encargado de hacerlo. Yo crecí a la par en que festivales en México traían a muchos DJs de todo tipo, los raves del Ajusco estaban al por mayor y nuevas propuestas en la escena del Trance llegaban a nuestro país.

A mí me ha tocado ver como desde 2005 (porque es donde yo en lo personal me baso) hasta esta fecha, el consumo de drogas está siempre presente. No es que TODOS los asistentes se las metan, pero siempre me ha tocado ver a varios que están bajo el estado de esto. ¿Por qué antes no había pasado nada?, o de haber pasado, ¿por qué no nos enteramos?

Hoy más que nunca, el EDM ha sido la bandera para los medios. Ya todos creen saber de qué se trata ir a un festival, quiénes son todos los DJs, vamos, Rolling Stone era una de las revistas que más desprecio tenía hacia el género, ahora resulta que hace las “mejores” entrevistas y perfiles. Todo ha crecido mucho y en poco tiempo, pero, ¿está mal esto? ¡Claro que no! Yo soy el primero en agradecer que ahora la música electrónica tenga toda esta exposición.

Como DJ que he sido y soy, soy el más feliz en poder poner pura electrónica y que la gente lo agradezca y lo baile. Sin duda es uno de los momentos más fértiles para cualquier DJ y Productor que quiera aprovechar la ola para que conozcan su música.

La verdadera cuestión es, ¿qué pasó entonces en Nueva York?
Nada nuevo en realidad, adolescentes que se les pasó la mano y murieron de sobredosis. Disculpen la frialdad, pero en verdad no es algo que recién alarmó a las autoridades en Estados Unidos, sólo a los medios y a las redes sociales porque, ¿CÓMO IBAN A CANCELAR UN DÍA DE FESTIVAL? :O

En 2010, en el marco del Electric Daisy Carnival Los Ángeles, Sasha Rodríguez fue icono de una tragedia similar en el coliseo. Murió por una sobredosis y alarmó a las autoridades porque era menor de edad, aunque, en un principio, el acceso permitía a gente de 16 para arriba; ella sólo tenía 15.

En 2011, en el EDC Dallas, otro joven murió por sobredosis y una docena más resultaron lastimados por la gran cantidad de gente que llegó al evento, y entre golpes de calor por hacerlo en salones cerrados, casi asfixiados, tuvieron que evacuar el lugar. Aquí pueden ver un video de Paul van Dyk bastante enojado porque le cancelaron el show, sin embargo, la promotora tomó la decisión más sensata: también cancelar el evento.

Llegamos a EDC Las Vegas y aunque no propiamente en el festival, otro chavo muere en la carretera después de que un camión lo golpeara. Éste, aunque no se sabe si fue por drogado o culpa del chofer, se sumaba a la lista negra que tenía la policía sobre la promotora, Insomniac, responsable de estos festivales.

Aunque el promotor, Pasaquelle Rotella, llegó a pasar algunos días en la cárcel y estuvo en pleitos legales con las autoridades de Los Ángeles, siempre bajo el pretexto de que sobornó a la gente del Coliseo para hacer su festival, él ya está libre y exonerado de estos problemas porque se comprobó lo contrario.

Al final, ¿de quién es la culpa?, ¿del promotor o de la gente?

Para mí, la gente es el problema, y no hablo de manera general, sino particularmente algunos jóvenes que beben y se drogan porque les parece chingón hacerlo.

Llevo ya unos años trabajando en la industria en México como para no saber que los promotores, los venues y la gente responsable del evento, hace hasta lo imposible para que no ocurran tragedias. Siempre hay paramédicos a la mano, siempre hay gente de seguridad revisando y siempre se da el aviso de que no es permitido el alcohol para menores.

En 2008, Armin van Buuren se presentó en Six Flags México. Ese día me tocó ver toda la droga que yo nunca había visto en otros eventos. Yo estaba en una zona VIP donde un señor como de 40 años estaba con lentes oscuros y sacaba sin temor alguno, una bolsa ziplock llena de tachas. Nos ofrecía pero jamás le compramos, nunca vimos a alguien que sí lo hiciera. La gente sobornaba a los guardias de seguridad para pasarse a la zonas de más adelante y como si nada se inmiscuían. Esto pasó hace ya casi 5 años, pero sigue siendo una triste realidad en nuestro país.

En los últimos eventos que hubo en Six Flags, obviamente el cuerpo de seguridad es mucho mejor y más entrenado para conciertos. Me consta que catean muy bien a las personas pero eso no evita que cuando pasan, algunos niños YOLO se esconden entre los puestos de comida que están apagados, para sacarse de los calzones (o de otros lados) sus bolsas de marihuana o quién sabe qué tantas otras sustancias que estén de moda entre la chaviza.

Al final, para muchos, es eso, la moda. La moda de estar dentro de la diversión, porque, “o sea si no le entras qué puto wey”. Creo que ya nadie de nosotros creció en una cultura como la de Chicago donde las drogas estaban al por mayor y en su entonces no había consciencia sobre las consecuencias. Si esa fuera la época, se los creería, pero hoy TODOS están conscientes de los daños que te provoca ingerir un pastillazo.

En un profundo análisis personal y aunque me tachen de loco, estoy muy seguro que los chavos de hoy no están educados para tratar con sus problemas sentimentales. Digo, todos hemos tomado alcohol antes de los 15 años y nadie nos ha dicho nada porque hasta se considera “aceptable” para iniciar un ritual de crecimiento en nuestra sociedad. El problema está en que ahora los shows con DJs, música de fist-pumping (mano arriba a todo lo que da) y la excitación que seguro se provocan mutuamente los chavitos de ver tanta carne de sus compañeros de edad, te mete en un rollo muy difícil de salir.

Algunos crecimos con la idea de que el amor está en la música, y como tal la disfrutamos, hoy, muchos están creciendo de que la fiesta está en la droga y ponerte “hasta la madre porque YOLO”. Y al final, vemos a la niña de 15 años que se la llevan los paramédicos porque está con congestión alcohólica, porque de camino al evento, las camionetas van llenas de chupe, porque claro, los lleva el chofer del amigo que no va a rajar son sus papás. Llegan y sobornan a los vendedores de alcohol porque “nunca está de más un dinerito extra y al fin ni es mi hijo”. Los que te venden gorras YOLO, también te venden droga afuera de los conciertos. Entonces, ¿desde dónde comienza el problema? Obvio que desde casa (aunque suene a Yordi Rosado).

No se alarmen, ni pongan como el infierno en vida a los festivales, edúquense y lean sobre las drogas. Si las van a consumir háganlo de manera responsable, porque digo, por más que uno los choree que no lo hagan, siempre hay quien consigue hacerlo. Si se van a dañar, háganlo por ustedes mismos pero no afecten el amor que hay detrás de tanto esfuerzo que le ha costado salir a esta escena. Era normal que esto ocurriría, ahora es tiempo de que reaccionemos en vez de cagarnos de la risa porque un niño de 12 años se puso hasta el huevo y está tirado junto a una valla de seguridad. Ayúdense entre ustedes, no se empujen, ni se peleen por racistas (típico mirrrey que se madrea a alguien que consideró naco). La fiesta es de todos y es eso, una fiesta. Sólo pedimos consciencia y diversión.

Peace Love Unity Respect.

ECSTASY PSA from Calico Works on Vimeo.

9 Comments

on “¿Tachas y perico o YOLO?
9 Comments on “¿Tachas y perico o YOLO?
  1. Está padrísimo tu artículo, estoy de acuerdo con lo que dices, depende de la persona si se divierte o no tómando y drogándose porque según ‘lo disfruta más’. Con o sin drogas si el amor por la música electrónica que tienes es mucho: NO lo necesitas. Y si lo hacen, que no le hechen la culpa a las compañias.
    En lo personal, me encanta ir a este tipo de conciertos para divertirme y escuchar la música. En general me vuelvo loca con o sin haber tomado nada. Casi nunca tomo nada. Pero me acaba de pasar algo, me acaban de dar la confianza (ya que no soy mayor de edad)de ir sola al concierto de Aoki, lo peor que me pasó es que me robaron mi celular pero eso es lo de menos. No me regañaron por eso. Pero hoy mi mamá llegó a contarme que el hijo de una amiga suya igual estuvo en el concierto, y un chavo se quería pasar con una amiga suya, la trató de defender y llegaron los de seguridad, y lo asotaron contra la barda y le destrozaron la nariz. Después de eso, lo llevaron a una camioneta y por si no estaba lo suficientemente madreado, lo golpearon más y lo dejaron debajo de un puente. ¿Qué onda? A veces no es la gente del concierto ni la que trabaja en las compañías que hacen los conciertos. Si no la gente que trabaja en los lugares.
    Está padrísimo que a la gente le esté gustando más la electrónica porque eso hace que hayan más conciertos. Pero tampoco está bonito que el chavo se cuido y lo único que hizo fue defender a su amiga y haya terminado así. No lo digo como queja si no para quien lea esto, no se ponga a hecharles bronca a los de seguridad. (Sobre todo de Expo Bancomer, jaja)
    Saludossss.

    • ¡Está feo eso de la golpiza! También me enteré que habían estado asaltando afuera de Expo Bancomer. No hay más que hacer que mantenerse juntos y cuidarse los unos a los otros, la escena es de todos :)

  2. Estoy totalmente deacuerdo contigo, “Para mí, la gente es el problema, y no hablo de manera general, sino particularmente algunos jóvenes que beben y se drogan porque les parece chingón hacerlo.” con eso lo dices todo, la culpa es de los pubertos que no saben nada

  3. Yo soy muy fan de esta música yo fui al concierto de armin en el 2008 y tenía apenas 16 años yo también estaba muy feliz de que esta música y los conciertos estuvieran de moda pues gracias a esto he visto djs que nunca imagine que fueran a traer a México, pero últimamente ya no me esta gustando ir es muy triste ver chavitos de 17 pedisimos antes de que empiece el concierto o el dj estelar o peor los mirrreyes creen que por ser mirrreyes no les dirás que no trataron de ligarnos a mi y a mis amigas les dijimos que no y empezaron a insultarnos más las pésimas organizaciones en cuanto a la venta del alcohol de algunas promotoras por los mismos menores de edad la verdad a mi ya se me están quitando las ganas de ir.

    • Estoy de acuerdo, Belén, a veces se quitan las ganas pero a su vez, han venido quienes menos esperábamos ver. Es cosa de que se informe y se regulen más las cosas, hay cosas que deben de cambiar, pero lamentablemente, desde las promotoras y los venues, muchas veces no se puede hacer nada si ya llegan alcoholizados. Habrá que ir planeando soluciones a corto y mediano plazo.

  4. Caray, precisamente en estos días recordaba el PLUR y lo que significaba enarbolar esa bandera. Reflexionaba precisamente en cómo se ha perdido y lo que ahora se promueve de forma subjetiva.
    Es lógico que pase esto con la “mediatización” y comercialización del género, pero a la vez es una lástima perder gran parte de la esencia básica que se supone le da corazón a la EDM y a los eventos.
    Confío en que esta ola de estupefacción sin sentido pase, como ha pasado en otros ámbitos, para convertirse nuevamente en una acción innecesaria y con implicaciones realmente calculadas. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *