De amor y otros demonios electrónicos

Nota por @minervaoatenea 

Hay distintas formas de amor, no todos son capaces de enfrentar esa descarga y dependencia química, emocional y psicológica. Al amor se le hace responsable de crímenes, de arranques, de nublar juicios… de crear caos, muerte y destrucción.

Pero el responsable de eso, no es el amor de verdad, el auténtico, acepta quién eres y no va a tratar de cambiarte. Puede que te ayude a salir del hoyo, y a sanar heridas, no a abrirlas, no a destrozarte.

El amor de adeveras, viene en forma de apoyo, a veces de rudeza cuando nota que te estás traicionando a ti mismo. Si estás dispuest@ a tomar la mano de ese alguien o algo que sea capaz de convertirse en tu soporte para ser una mejor persona, si estas dispuest@ a jugarte en una relación de amistad, de pasión con la vida, hasta sus últimas consecuencias.. es ahí dónde ocurre la magia.

Dónde los sueños comienzan a hacerse realidad, sean del tamaño que sea, por cierto. Comienzan a llegar las personas adecuadas, los falsos poco a poco se van retirando de tu vida por lo menos, a un lugar dónde no estorben… no es para siempre, y hay que invertirle un chingo en todo sentido.

Debe ser por eso que quienes intentan forzarlo a través de relaciones por costumbre, matrimonios de “pues es lo que sigue no”, de trabajos de “es lo que deja” acaban muriendo lentamente y destruyendo eso que dicen amar, cuando el amor implica a veces dejar ir cuando ya ninguno de los involucrados esta siendo feliz.

Amor es eso que hace que mi gata, prefiera estar en mi cama haciéndome compañía, que destruyendo un ecosistema.

Amor es eso, que hace que a pesar de los putazos, importe más la sonrisa y la experiencia de un fan que abandonar todos los proyectos no’mas por que “no dejan”

Amor es eso, que te obliga a dejar a alguien, porque simplemente la compañía los está haciendo miserables, más que felices, aunque en el fondo quisieras que nunca se fuera.

Amor es eso, que hace que los que se fueron ya, de repente pareciera que vuelven a abrazarnos entre sueños y a decirnos que todo está bien.

Amor es eso, que hace que mis amigos de toda la vida aunque no entiendan un carajo de qué hago hayan aprendido a respetar mi forma de vida.

Amor es eso, que hace girar el mundo.

Amor es eso que hace que la maquinaria gire para hacer los sueños realidad.

Amor es eso que provoca que haya rolas que marcan la historia.

No odio el amor, no’mas a la bola de falsos que lo ensucian, que le ponen precio y chingo de corazones cursis, pinches y de malgusto.

Aborrezco que la banda no sea capaz de conocerse a si mismo antes de querer involucrar a otro, para que arregle sus carencias.

Odio ver a la gente destruirse en divorcios caros, dolorosos y espantosos porque no tuvo lo huevos de decir “No quiero”

En fin, si van a celebrar a cupido, a Afrodita, a los sátiros, a las ninfas y al tal San Valentín, haganlo por convicción, no no’mas porque había que hacerlo, y que mejor que con una bella melodía que ilustre este pinche choro mareador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.