Avicii: True Stories

Nota por @minervaoatenea 

Ahh, Avicii, el rey de la era EDM que se quedó en el camino a la corona. Hace año y medio decidió romper el silencio, como artista de la farándula mexicana, y decir que no iba a volver a salir nunca más de tour.

¿Pero por qué? La gente mala leche como yo, pensamos inmediatamente en el abuso de drogas y de alcohol, (del cual fui testigo ) o alguna enfermedad venera de esas que no sales ni pagando todo el dinero del mundo.

El ídolo del You Only Live Once (osea el Yolo) se dedicó este año y medio, además de hacer un ep bastante predecible y de hueva a rodar este documental de cómo,  y porqué se lo llevó lentamente la fregada en los 813 shows que dio a o largo de su vida en el tour.

El sueco no es santo de mi devoción, y eso para nadie es un secreto, de todos los Dj’s internacionales con los que he trabajado directa o indirectamente  Tim, vino en una actiud que francamente no se merecían sus fans. Pero dejando a un lado mi animadversión por este personaje, les voy a contar lo que vi durante la proyección especial a la que nos invitaron como prensa, tratando de revelarles la menor cantidad de spoilers posibles.

La historia comienza en 2008, cuando el rey del EDM sin corona comenzaba a hacer sus pininos en la música con FL Studio desde su cuarto. Era capaz de hacer rolas en horas, demostrando que la criatura tiene un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) nivel Dios. Cosa que es bastante común en esta industria, la verdad.

Y también deja claro algo, no lo dejaron crecer, su manager lo agarro a la tierna edad de 19 años, lo convirtió rápidamente en una máquina de hacer dinero, pero no en una persona, ergo solo lo dejo rodearse de personas que no necesariamente eran buenas para la salud, de nadie.

La historia que podría ser fascinante, francamente la dejaron en las manos de alguien muy poco competente, como a los 60 minutos el documental ya pesa tanto como el ego y el mal carácter de Avicii. Si bien nos explica que su baja de peso y la mamonería del mocoso se debía a que vivía con el permanente dolor con el que vivía gracias a a pancreatitis, no incluye momento gloriosos como cuando a Deadmau5 se le ocurrió trollearlo en el mainstage, igual que a Afrojack y a Martin Garrix, y tuvo que salir su papá Tiësto a defenderlo.

Habla muy poco de los verdaderos excesos a los que se sometió, pero si mucho de su manager y de como poco a poco le fue colmando el plato, por abusar de su TOC que después se transformó en un trastorno de ansiedad, que de verdad, no se lo deseo ni al peor músico del mundo.

Vamos en su afán de hacerlo para todo público lo dejaron soso y sin carnita, lo hace quedar como un niño malcriado, más que como alguien sufre de un monstruoso Burn out generado por la fama, el exceso de trabajo, y sobretodo por un manager que  nunca lo vio como un ser humano, si no como una mercancía

Pasos más de 90 minutos de documental, viene la última presentación de Avicii hasta ahora su carrera, ahí humildemente en Ushuaia en Ibiza.

La verdad a sus fans probablemente les encante, pues están acostumbrados a ver y seguir a gente que acabó sin alma, pero, difícilmente este documental podría enganchar a alguien no haya sido fan de este Luis Miguel  del circuito Dj, pero en feo, flaco y sueco.

El documental se proyectará al público este 26 de Octubre en Cinépolis, y pueden comprar a la voz de ya, sus boletos por aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *