Ying Yang Festival Día 2: Crónica de un espectador

Ying Yang Festival

Esta noche el Showcase del Label Minus, presentándose como estelar Richie Hawtin, acompañado de otros DJs de este label como Matador y Hobo.

Alrededor de las 11 de la noche la fila para ingresar ya daba vuelta a la cuadra completamente. El acceso era lento, al parecer por la mala logística del lugar, este sin duda fue un gran problema que hizo enfurecer a mucha gente que tuvimos que esperar casi dos horas para ingresar al recinto y nos perdimos a al primer dj del warm up: Hobo.

A la una de la mañana ya dentro del recinto, ya estaba casi a su máxima capacidad y la vibra, del lugar era ideal para una noche llena de Techno. Las caras torcidas y ojos perdidos se veían por todos lados, algo que nunca falta en este tipo de eventos y que le da cierta vibra y ambiente específico al evento.

Hobo estaba haciendo lo suyo y la gente empezaba a calentar motores, cosa que era fácil ya que por cuestiones del lugar, el calor también iba en aumento.

Para quienes estábamos más atrás era casi imposible reconocer al DJ, ya que la iluminación del escenariosolo nos permitía  observar la silueta del DJ moverse, esto en mi opinión hizo que la gente se concentrara más en la música que en ver al DJ, algo que en pocos eventos podemos apreciar.

Richie Hawtin Cookie

Sin darnos cuenta y fuera de lo que estamos acostumbrados a ver en este tipo de eventos el cambio de sesión entre Hobo y Richie Hawtin llegó sin que casi nadie se diera cuenta, no hubo un bajón de música, ni un silencio, Hobo pinchó su último track y Richie Hawtin lanzo su primer cartucho en seguida como si fuera un back 2 back sessión.

Pude notar que Hawtin había empezado su sesión por escuchar ciertos efectos característicos de sus sets y ver a lo lejos una silueta alta y delgada moverse como particularmente lo hace.

Por fin había llegado la esperada leyenda Techno, y para muchos como yo que era la primera vez que lo veíamos era un momento muy esperado.

La sesión empezó relajada pero siempre con cambios muy sutiles, miles de efectos y percusiones añadidas en vivo por Hawtin y su nuevo controlador de Ableton. (Push). El set se convirtió de repente en una sesión de ritmos latinos y mucho Tech house fino que puso a bailar hasta el mas acalorado.

Este track sonaba

“Hold U Jack (Original Mix) – Alex Costa” 

La sala estaba de lo mas animada, el beat es constante y los oídos tratan de soportar el desgaste ante el sonido del Canadiense.

De repente mis ojos me llevan a una mujer tipo hipster con mirada penetrante y ojos oscuros que baila bien y bailar bien para mi es dejar ver que te sobra energía y clase al mismo tiempo, que derramas elegancia con tus movimientos, pero siempre marcando el punto en el que retomas la frialdad. Esta belleza le da un plus a mi estado de animo. No faltaba más.

Richie Hawtin empieza a incrementar la energía y beats de la sesión llegando a tocar este track

“Fire In My Arms (Original Mix) – Sam Paganini”

Hasta que de repente estábamos dentro del Techno más clavado y con tintes del viejo sonido de Detroit con hi hats sequenciados y el famoso hat en contra tiempo que te mueve las piernas sin que lo quieras.

Aproximadamente y sin ser preciso puedo decir que la sesión de Hawtin fue corta pero certera, buen viaje entre varios sonidos y estilos.

Matador entra a escena con su controlador midi de Livid Instruments y un Ipad para empezar con su live act. Al parecer no había mucho que hacer tras la excelente ejecución de Hawtin, pero la gente seguía enérgica y el lugar casi lleno.

Matador lanza el primer track que a mi parecer era bastante pesado, pero la gente respondió; el live de Matador fue totalmente estructurado de sus propias producciones y y remixes, el sonido note que cambio, tal vez fue por el cambio de software, los tonos agudos eran más claros en el lugar.

Se vinieron tracks como

Korrado (Original Mix) – Matador

DClash (Matador Remix) – Bryan Zentz

y un track muy disfrutado por todos fue su súper bomba Kingswing.

Matador acaba un track y pone un delay muy largo anunciado el termino del evento, pero al mismo tiempo como no queriendo dejar de tocar.

Todos nos quedamos esperando que siguiera la música pero desafortunadamente no fue así.

Se prendieron las luces del lugar y mucha gente coreaba y pedía más música, 5:30 de la mañana marcaba el reloj, pero había más energía para poder seguir.

Desafortunadamente era hora de recoger las cosas, abandonar el lugar y abrirnos paso al frío y el silencio apocado por el ruido de los taxis en la calle.

Ahora solo quedaba hacer el trabajoso regreso a casa

Uno de los mejores DJS cerraba una noche de nuestras vidas, espero que no sea la única.

Nota por Edgar Chavez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.